Según el Mº Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (2017) 1 de cada 3 tres jóvenes de entre 15- 29 años (33%) considera inevitable o aceptable en algunas circunstancias como “controlar los horarios de la pareja”, “impedir a la pareja que vea a su familia o amistades”, “no permitir que la pareja trabaje o estudie”, “decirle las cosas que puede o no puede hacer” o “te quiero junto a mí para controlar todo lo que haces, ves, dices y sientes“.

Por otro lado, y según el Centro Reina Sofía-Adolescencia y Juventud (2017) más de uno de cada cuatro jóvenes entre 15 y 29 años (27,4%) cree que la VdG es una conducta normal en la pareja y casi un 7% cree que es un problema inevitable que, aunque esté mal, siempre ha existido.

En los últimos años ha aumentado la cifra de chicas que asisten a terapias de VdG, las más pequeñas tienen 12 años. Cada vez y con mayor frecuencia el maltrato está presente entre  nuestros adolescentes (Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad, 2017). Identifican la VdG con una bofetada o con golpes, les cuesta reconocer otros indicadores como son el control y el acoso.

Asimismo, aunque perciben que algo va mal no pueden creer que estén inmersas en esta situación. Piensan que la violencia machista es algo propio de mujeres mayores, de edad media-alta, de gente casada o de una pareja adulta.

Y… nuestros niños ¿qué piensan? ¿cómo actúan ante una situación de Violencia de Género?

httpss://www.youtube.com/watch?v=Ar20hv0rpBM